Modelos “amorosos” al acecho

0
223
amantes

MODELOS “AMOROSOS” AL ACECHO.
EL MAPA (de consciencia) DEL AMOR (y las relaciones).

Hasta que no vivimos nuestra primera relación de pareja, no tenemos la oportunidad de descubrir cuáles son nuestros modelos “amorosos” aprendidos. Y muchos de nosotros nos sorprendemos de las formas de conducta que manifestamos al vincularnos con aquellas personas de las que nos enamoramos o apasionamos. De pronto uno descubre que es muy dependiente y que, en muchas ocasiones, no puede evitar hacer sentir asfixiado o falto de libertad a su compañero sentimental; o que, por el contrario, sin saber porqué, no puede evitar alejarse o distanciarse atencio-afectivamente de él, inspirándole sentimientos de no amarlo o no quererlo lo suficiente; de un día para otro, uno se encuentra con que es extremadamente celoso y se descubre exigiendo a su pareja que deje de salir a solas con sus amigos, o gritándole y acusándola injustificadamente de tener intenciones de ponerle los cuernos con alguna o muchas personas.

Así es como muchos de nosotros descubrimos la cara oculta de eso a lo que llamamos “amor”; así es como descubrimos que no sabemos amar.

Hay algunas personas que son capaces de esto y de mucho más. Muchas llegan incluso al extremo de encerrar en casa a sus parejas y no dejarlas salir a la calle si no es en su compañía; o de maltratarlas físicamente. Y, por supuesto, también hay otras tantas que consienten a sus parejas ofrecerles semejantes formas de maltrato.

Cualquiera de estas formas de conducta nos pillarán por sorpresa una primera vez, e incluso una segunda, pero posteriormente uno ya sabrá perfectamente lo que será capaz de hacer por “amor”…

Llegados a estos puntos de consciencia, no debiéramos consentirnos a nosotros mismos volver a emprender relaciones alegremente. Antes de ello debiéramos preguntarnos por qué actuamos de maneras tan “enfermizas”; esforzarnos por trascender los miedos e inseguridades que nos impiden relacionarnos de formas saludables con quienes se supone que amamos.

Porque después de vivir nuestras primeras relaciones de pareja, todos sabemos qué aspectos de nuestras personalidades necesitamos mejorar para no salpicar a nuestros amantes con los sentimientos de desamor que hemos desarrollado hacia nosotros mismos.

Lo sabemos… pero no lo queremos saber. Preferimos hacer como si no lo supiéramos. No nos interesa detenernos a procesarlo y a reconocérnoslo a plena consciencia.

Lo que hacemos es convencernos de que eso no volverá a pasarnos. Y así es como ocultamos nuestros modelos amorosos, y nos presentamos ante nuestros nuevos “objetos de seducción” como los perfectos príncipes y princesas azules; como amantes y compañeros ideales a sabiendas de los monstruos que anidan en nuestro interior y que se mantienen al acecho, esperando su momento de salir a la superficie para inyectar su veneno sobre nuestros amantes.

Incluso se dan muchos casos de individuos que, a sabiendas de qué pie flaquean, ponen todo de su parte para demostrar ser precisamente lo contrario de lo que saben ser. Así es como muchos dependientes se afanan por demostrar lo muy independientes que son, o como muchos distantes hacen lo propio para convencer a quienes intentan cortejar de lo muy atentos y entregados que pueden llegar a ser.

Y… ¿qué es lo que cualquiera de estos modelos “amorosos” espera para salir a la superficie?

Obviamente, al afianzamiento de las relaciones.

En la misma medida un individuo se siente en confianza con su pareja, dueño de su “amor”, se permite a sí mismo soltar a los monstruos que lleva dentro en la forma de modelos “amorosos” aprendidos. Y si su pareja se lo consiente, lo que en una primera instancia pareciera ser un romance digno del más hermoso cuento de hadas… en una segunda se convierte en el culebrón de la telebasura de turno.

.
Si quieres leer el siguiente capítulo, pincha en este enlace: la ruptura y cambio de roles en los modelos “amorosos”

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres leer más al respecto?

ADQUIERE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON POR 2,99 

Otras obras del autor (enfocadas hacia el auto conocimiento y desarrollo personal):

El puente de la atención de Fernando Vizcaíno Carles (ebook o papel).

Llamémosles… ellos (ebook).

Drácula: Adaptación teatral (ebook y papel)

.

Si tienes interés, también puedes seguir mis publicaciones en facebook pulsando el botón “me gusta” en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/pages/El-puente-de-la-atenci%C3%B3n-de-Fernando-Vizca%C3%ADno-Carles/145235738999366