Sobre la dependencia en las relaciones

0
63
dependencia_emocional

Sobre la dependencia en las relaciones.
EL GRAN MAPA (de consciencia) DEL AMOR (y las relaciones).

La dependencia comienza a desarrollarse en la medida que el individuo se ve abrumado por sus sentimientos de vacío e inferioridad y  se convence de que no es capaz de enfrentarse a las dificultades que la vida le plantea.

A un individuo que no se cree capaz, que se halla convencido de no poder resolver sus problemas, solo le queda una salida: esperar que sean otros quienes lo hagan por él. Pero como no es habitual que a nadie se le aparezcan salvadores nada más porque sí, los individuos dependientes no se limitan a esperarlos, sino que hacen por encontrarlos.

Los individuos dependientes se afanan por reclamar la atención de quienes les rodean y se vinculan con ellos con el propósito de inspirarles compasión. Y no les resulta difícil, dados los niveles de autocompasión que ya sienten respecto a sí mismos.

Inspirar compasión es, junto al inspirar culpa, la mejor herramienta de la que disponemos para conseguir que las personas que nos rodean hagan suyos nuestros problemas y se esfuercen por ayudarnos a resolverlos. Por otra parte, la línea que separa el inspirar compasión del inspirar culpa, es en muchos casos extremadamente delgada. De hecho, no son pocas las ocasiones en las que nuestra sola indisposición a la hora de ayudar a alguien que nos inspira compasión también nos inspira culpa.

El colmillo vampírico que el dependiente hinca a sus víctimas, en procura de que estas le transfieran su energía o la inviertan en la resolución de sus problemas o el tapado de sus carencias o vacíos afectivos, es el de la autocompasión.

Si bien a un mismo tiempo que un dependiente consigue que otras personas se carguen sobre su espalda las responsabilidades que él debiera cargar sobre la suya, también consigue que estas vayan sintiéndose cada vez más asfixiadas o faltas de libertad e independencia.

Por muy reconfortante que a una persona pueda resultarle la idea de estar ayudando o salvando a otra, cuando este proceso deja de ser algo puntual para convertirse en algo continuo e incluso prácticamente obligado, a la primera le resultará inevitable el no desarrollar la sensación de estar arrastrando consigo una carga que no le corresponde y que no le permite moverse con la velocidad y libertad que le gustaría.

Los individuos dependientes inspiran en sus víctimas sensaciones de carga, presión y asfixia, así como sentimientos de responsabilidad, obligación y falta de libertad o independencia. Y, consecuentemente, una progresiva necesidad de alejarse y distanciarse de ellos. Razón última por la que, en la inmensa mayoría de los casos, son estos individuos los que sufren del distanciamiento o abandono de aquellas personas con las que se vinculan.

Los dependientes exigen atenciones desproporcionadas hasta que consiguen que sus amigos se alejan de ellos, que sus parejas les abandonan o dejan por otros…

Y aun por encima, llegado el momento en el que se alejan de ellos, se sienten traicionados y desarrollan resentimiento hacia quienes, con su poner tierra de por medio, les inspiran sentimientos de rechazo y desamor.

¿Acaso es que los dependientes no se dan cuenta de cómo son ellos mismos los que, desde su dependencia, provocan en otros la necesidad de distanciarse?

       En el fondo todos lo hacen; pero solo aquellos que son muy honestos consigo mismos lo reconocen abiertamente. Los que no, que son la mayoría, prefieren verlo desde el prisma que más les conviene. Echan balones fuera y acusan a quienes se hartan o agobian de ellos de ser muy malos amantes, compañeros, amigos, etcétera.

.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres leer más al respecto?

ADQUIERE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON POR 2,99 

Otras obras del autor (enfocadas hacia el auto conocimiento y desarrollo personal):

El puente de la atención de Fernando Vizcaíno Carles (ebook o papel).

Llamémosles… ellos (ebook).

Drácula: Adaptación teatral (ebook y papel)

.

Si tienes interés, también puedes seguir mis publicaciones en facebook pulsando el botón “me gusta” en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/pages/El-puente-de-la-atenci%C3%B3n-de-Fernando-Vizca%C3%ADno-Carles/145235738999366