Ejercicio auditivo para la detección de los flujos de energía vital

0
343
ejercicio auditivo
retiro

Ejercicio auditivo para la detección de los flujos de energía vital.
El puente de la atención. Capítulo 27.

Pincha aquí si quieres leer el libro completo de “El puente de la atención”

Este ejercicio nos brindará la posibilidad de percibir sensible o incluso “visualmente, tanto los flujos de energía vital que transferiremos sobre nuestros interlocutores ––de salida de nuestro cuerpo energético––, como los que estos transfieran sobre nosotros ––de entrada a nuestro cuerpo energético––.

Para ejecutar este ejercicio, seguiremos los pasos indicados en el ejercicio del capítulo anterior, hasta llegar al paso nº 5, en el que ambos participantes, sentados el uno frente al otro, cerramos los ojos retrayendo la atención hacia nuestro interior.

       Si somos más de dos participantes, nos posicionaremos conformando un círculo. Es decir: si somos tres, un triángulo; si somos cuatro, una cruz o cuadrado, si somos 5, un pentágono; y así sucesivamente según nos indique la lógica.

A continuación:

6- Uno de nosotros ––según se haya acordado de antemano–– comenzará  a decir  palabras al  azar  utilizando  un  volumen de voz  elevado ––cuanto más elevado mejor–– y dejando algunos segundos entre palabra y palabra. Mientras vocaliza cada palabra, tanto él como su oyente ––u oyentes––, manteniendo en todo momento los ojos cerrados, invertirán parte de su atención en aislarse de sus procesos mentales y observar sus sensaciones internas.

       Si todo marcha según lo previsto, el parlante comprobará que irán llegando hasta él, como a golpes, oleadas de energía vital.

       Por su parte, el oyente ––u oyentes––, comprobará que irán desprendiéndosele, también como a golpes, flujos de energía vital que saldrán disparados desde su cuerpo energético ––principalmente desde la zona de su plexo solar–– hacia el lugar donde se encuentre el parlante.

7- Cuando el parlante termine con sus intervenciones verbales, dirá “siguiente”. Pasados entre cinco y diez segundos, será su compañero el que comience a ejercer el rol de parlante. Durante el paso de estos segundos de silencio neutral, el parlante observará las sensaciones que acompañarán al subidón que todavía experimentará en sus niveles de energía vital[1].

8- Se repetirá el ejercicio tantas veces como se desee, brindando las mismas ocasiones para actuar como parlantes a todos sus participantes.

Un consejo: no os cortéis un pelo. Cuanto más elevéis el volumen de vuestra voz o contundentes seáis al pronunciar cada palabra, los flujos energéticos resultarán mucho más perceptibles; tanto los de salida o transferencia de energía para los oyentes, como los de entrada o recepción/absorción de energía para los parlantes.

       Este ejercicio tiene un elevadísimo porcentaje de éxito. Lo difícil será no llegar a percibir o incluso “ver” las sensaciones que nos ocasionarán los flujos de energía.

       “Ver” la energía, nos resultará mucho más fácil con los ojos cerrados. Si no los abrimos no tendremos ocasión de confundir nuestras visualizaciones físicas con las energéticas.

Detectar los flujos de energía vital durante nuestras actividades cotidianas, nos resultará más difícil que hacerlo al llevar a la práctica los ejercicios propuestos en este ––y el anterior–– capítulo. Pues los quehaceres cotidianos, nos obligan a alimentar numerosos procesos mental y racionales que desvían nuestra atención de las sensaciones internas que estos flujos nos ocasionan.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres leer más al respecto?

Pincha aquí si quieres leer el libro completo de “El puente de la atención”

Otras obras completas del autor:

EL GRAN MAPA de consciencia DEL AMOR y las relaciones

Llamémosles… ellos

Drácula: Adaptación teatral

 

[1] Unas sensaciones que, de ser muy ostensibles ––si se ha hablado alto y claro lo serán––, dificultarán el reconocimiento de las sensaciones que le producirán las transferencias de energía que, inmediatamente después, realizará sobre su compañero de ejercicio en cuanto sea éste el que comience a hacerse escuchar. Debido a esto, el que más facilidad tendrá para percibir los flujos de salida de su energía vital hacia los demás, será siempre el último al que le toque hablar. 

.

Si tienes interés, también puedes seguir mis publicaciones en facebook pulsando el botón “me gusta” en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/pages/El-puente-de-la-atenci%C3%B3n-de-Fernando-Vizca%C3%ADno-Carles/145235738999366