Adaptación teatral Drácula: escena II

0
20
Drácula

DESCÁRGATE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON.ES 2,99 euros

DESCÁRGATE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON.COM  3,39 dólares

.

Adaptación teatral Drácula. Escena II

.

Whitby

.

MINA

Querida Lucy, no te parece milagroso que ese barco a la deriva haya conseguido entrar en el puerto… arrojado contra los muelles. No tanto el hecho en sí, sino la forma; parecía como si el viento tempestuoso y las enfurecidas olas, se hubiesen mancomunado en una perfecta comunión para hacerlo llegar como una estrella caída a los pies de Whitby. Como si fuese designio de Dios que esa nave terminase aquí y no en otro lugar, como una señal que avisa que el destino fuese a golpear, con su imperturbable puño, la vida de los lugareños de Whitby.

LUCY

Mina, querida, es cierto que nunca Whitby vio una tempestad de tal magnitud, ni golpear las olas sus costas con tanta fuerza. Ay… Mina, Mina, Mina, Mina, ¿se te ha ocurrido pensar, más allá de esas estúpidas supersticiones tuyas, que ese barco vendría con gente a bordo? ¿Se te ha ocurrido pensar que podrían haber muerto con el fuerte encontronazo contra las rocas? ¿Se te ha ocurrido pensar, que antes incluso podrían haber muerto bajo el azote de las olas?

MINA

Tienes razón Lucy, a veces esta alocada imaginación mía me impide permanecer atenta a lo que realmente importa. Pobre gente.

LUCY

Mira Mina, algo se mueve en la oscuridad, entre los despojos del barco.

MINA

¿Pero qué dices Lucy? ¿Cómo habrías de poder ver nada? Está muy oscuro.

LUCY

Sí, Mina, algo se mueve, ¿es un hombre? Sí, es un hombre y sale de la nave caminando por su propio pie. Sí, sí… lleva una luz. No, parecería que algo lo iluminara. Mira, mira, nos ha visto. Ahora está mirando hacia nosotras. No, me mira a mí… Va a venir hacia aquí… Ya viene, ya llega.

MINA

Pero ¿De qué luz hablas? Lucy, eh Lucy… ¿Lucy? No veo nada, no puedes estar hablando en serio. ¿Lucy? ¿Estás bien? Vuelve Lucy, vuelve. Contéstame. No me asustes. Lucy, ¡Lucy! ¿Qué pasa? Lucy, vámonos, esto no me gusta nada, Lucy vámonos… Está bien, no te muevas de aquí, buscaré ayuda, iré a buscar a tu madre.

Aparece Drácula.

DRÁCULA

El poder de la magia negra no se oculta nunca en las susurrantes palabras del brujo negro, ni en sus ojos de serpiente; sino en el vacuo corazón del ser humano, morada de las más oscuras maldiciones terrenales.

Niña mía. Imagina poder engañar a la vejez y a la muerte; evitar el discurrir del tiempo; el pasar de los años, de las décadas, de los siglos y milenios. Dueña de una juventud y belleza eternas; imagina ser por siempre el objeto del deseo y la lujuria de todo hombre, la envidia de toda mujer… Dime, ¿te gustaría? ¿Qué no daría la vanidad humana por el más preciado de sus tesoros? ¿Qué no darías tú, niña? Dime, ¿qué no daría la más desmesurada hermosura, unida en carne a la más desmedida soberbia, por mantener por siempre el más sublime de los resplandores? Decídete niña. No puedo irrumpir allí donde no soy invitado. Así que todo depende de ti; tú eliges. Sólo tienes que pedirlo, decir “sí, quiero”. Sólo habla, habla e inmortalizaré tu sangre.

LUCY

Sí, quiero

Drácula muerde a Lucy.

 MINA

¡Mirad! ¡Allí está! ¡Lucy! ¿Lucy estás bien?

SEÑORA WESTENRA

¡Lucy! ¿Lucy? Lucy, hija mía, responde. ¿Estás bien? ¿Qué te ha pasado, te ha ocurrido algo mi niña?
Hija, hija mía… Responde, respóndeme… estoy aquí.

Lucy continua perpleja

 CLOCHARD

Esta tarde, cuando el sol se ocultaba en el horizonte, gaviotas y multitud de aves de otras especies abandonaron misteriosamente la ciudad.

HOMELESS

La luna nueva y esta fortuita tempestad, son también mensajeros de un oscuro presagio.

LUCY

¿Mamá, eres tú mamá?

SEÑORA WESTENRA

Hija mía, gracias al cielo. ¿Estás bien? ¿Qué te ha ocurrido? Estás muy pálida. Estos dantescos espectáculos de la naturaleza no son para una damita inocente como tú. Te lo he dicho miles de veces.

LUCY

Estoy bien mamá, sólo ha sido un mareo sin importancia.

MINA

Menos mal, ¿sabes? Me asustaste mucho, tanto que me pareció sentir todo aquello que describías en tu delirio… El hombre, la luz, unos pasos…

LUCY

¿De qué hombre hablas?…. No recuerdo nada

MINA

Ha sido muy extraño.

SEÑORA WESTENRA

¿De verdad estás bien hija mía? Te noto rara, te falta color en las mejillas, estás muy pálida. Será mejor que regresemos a casa. Aquí cogerás frío. En casa estarás bien. Vamos Mina, acompáñanos.

MINA

Ya voy, ahora mismo os alcanzo.

Salen la señora Westenra y Lucy.

Ha sido muy extraño, también yo sentí una presencia… En verdad sí me pareció que algo se movía entre los restos del navío, pero luego nada más vi…

Mina sale

CLOCHARD

Nada humano pudo sobrevivir a ese impacto.

HOMELESS

Jamás se vio en Whitby tempestad más insólita.

CLOCHARD

Apareció tan de repente, sin previo aviso…

HOMELESS

… Como si fuese el antojo de un poder ajeno al que gobierna y ordena el resto del mundo.

CLOCHARD

Los grillos esta noche detuvieron su canto, el silencio se apoderó de los alrededores.

HOMELESS

¡Shhhhhhh…!

CLOCHARD

La tempestad ha cesado, así, sin más, de la misma forma que comenzó.

HOMELESS

El mar, lo sentís, está ahora en calma total, absoluta. Sólo el revolotear del vuelo raso de los murciélagos rompe ahora el silencio.

CLOCHARD

Como si todo esto sólo fuese la forma que tiene el Gran Dragón de hacernos recordar que convivimos junto a seres que se alimentan de nuestra sangre.

HOMELESS

Sí, quizá sólo sea eso.

CLOCHARD

Tantos oscuros augurios no anuncian nada bueno.

HOMELESS

Hoy toda esta tierra, desde Whitby hasta Crescent, quién sabe si hasta Londres incluso, se ha engalanado con el atezado traje del misterio.

CLOCHARD

¡Extraño!

.

.                                                                                                                                  .  Fernando Vizcaíno Carles

.

DESCÁRGATE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON.ES

DESCÁRGATE LA OBRA COMPLETA EN AMAZON.COM